Día Mundial de la Justicia Social

Trabajemos juntos para construir un mundo donde la igualdad, la equidad y la justicia sean una realidad para todos
Compartir:

El 20 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de la Justicia Social, una fecha proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007 con el objetivo de promover el desarrollo social y la igualdad de oportunidades para todos. Este día nos recuerda la importancia de construir sociedades justas y equitativas, donde se respeten los derechos humanos y se brinde acceso igualitario a la salud, la educación y el empleo.

La justicia social no es solo un concepto abstracto, sino un principio fundamental para garantizar una convivencia pacífica y próspera tanto dentro de los países como entre ellos. Implica eliminar las barreras que enfrentan las personas debido a factores como el género, la edad, la raza, la etnia, la religión, la cultura o la discapacidad. Promover la igualdad de género, los derechos de los pueblos indígenas y los migrantes son ejemplos de acciones que contribuyen a la justicia social.

Desafíos y Compromisos Globales

La Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre la justicia social para una globalización equitativa, adoptada en 2008, destaca la importancia del empleo, la protección social, el diálogo social y los principios y derechos fundamentales en el trabajo como pilares para garantizar resultados equitativos para todos. La seguridad social, tal como lo señala Guy Ryder, Director General de la OIT, no solo es un derecho humano, sino también una apuesta por una política económica eficaz, ya que brinda acceso a la atención médica, la educación y la alimentación.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados, aún existen desafíos significativos en materia de justicia social. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 2019 más de 212 millones de personas estaban desempleadas, y menos del 45 por ciento de los trabajadores asalariados tenían un empleo a tiempo completo y permanente. Además, más del 60 por ciento de todos los trabajadores carecían de cualquier tipo de contrato de trabajo.

Estas cifras subrayan la necesidad de seguir trabajando en la promoción de la justicia social, especialmente en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los ODS enfatizan en la importancia de no dejar a nadie atrás y promueven un enfoque integral para abordar los desafíos del desarrollo, incluida la erradicación de la pobreza, la protección del medio ambiente y la promoción de la igualdad de género.

Para lograr la justicia social, es fundamental conservar y desarrollar derechos fundamentales como la educación, la salud, la alimentación adecuada y la vivienda digna, así como el derecho al trabajo debidamente remunerado y la igualdad sin distinción de sexo, raza, credo religioso o posición económica. También es crucial fortalecer la seguridad y certeza jurídica, promover la divulgación de la cultura solidaria y garantizar la libertad de pensamiento y expresión.

Reflexión

En este Día Mundial de la Justicia Social, recordemos que todos tenemos un papel que desempeñar en la construcción de un mundo más justo y equitativo. Es responsabilidad de los gobiernos, las organizaciones internacionales, la sociedad civil y cada individuo trabajar juntos para garantizar que todas las personas tengan acceso a oportunidades y recursos que les permitan vivir con dignidad y alcanzar su máximo potencial.

Promover la justicia social no solo es una cuestión moral, sino también una necesidad económica y social. Al invertir en la igualdad de oportunidades y en la protección de los derechos humanos, podemos construir sociedades más resilientes, inclusivas y prósperas para las generaciones presentes y futuras. En este sentido, cada día es una oportunidad para avanzar hacia un mundo donde la justicia social sea una realidad para todos.

¿Quieres llenar una caja de vida?
Ahora, tú puedes decidir el suministro que cambiará la vida de muchos niños y niñas.
Dona y envía suministros directamente. Elige entre productos como medicamentos, libros, alimento… y colabora para crear un mundo mejor.
Dona ahora